Libérate!

Cortar los patrones negativos de pensamiento y actitudes familiares es un acto necesario para el propio bienestar.

La cultura genética es tan arraigada que muchas veces podemos no percibir estos patrones en nuestra vida.

Sin embargo, cuando observamos estas características y decidimos no seguir con ellas, esta acción promueve tu propia libertad.

Si buscas la propia libertad, revisa esta cuestión en tu vida, muchos bloqueos inconscientes provienen de la energía familiar que es perpetuada durante siglos de generaciones.

Con mucho respeto, gratitud y amor vaya a un lugar tranquilo, lejos de todos, respire profundo y deje ir, entregado al universo o a la naturaleza, una actitud, pensamiento o algo que esté arraigado que usted no desea más en sí mismo.

Libera y libérate cuantas veces sea necesario.

Cuéntanos que te pareció este post: